La última milla en Oriente Próximo

Puede que Oriente Medio no sea una región que uno equipare con grandes inversiones, innovación y comercio electrónico, pero sin duda ha llegado el momento de reconsiderarlo. El mercado de comercio electrónico de Oriente Medio, que según Fitch Solutions crecerá un 16,4% en los próximos años, es cada vez más competitivo a medida que aumenta el número de operadores.

Puede que Oriente Medio no sea una región que uno equipare con grandes inversiones, innovación y comercio electrónico, pero sin duda ha llegado el momento de reconsiderarlo. El mercado del comercio electrónico en Oriente Medio, que según Fitch Solutions crecerá un 16,4% en los próximos años, es cada vez más competitivo a medida que aumenta el número de operadores.

De hecho, según Annual Investment Meeting (AIM) Startup, una iniciativa del Programa Nacional para Pequeñas y Medianas Empresas y Proyectos del Ministerio de Economía de los EAU que pone en contacto a las startups con los inversores, Dubai es el primer destino del mundo para cientos de startups, seguido de Nueva Zelanda, Singapur, Noruega, Alemania, Japón y Suecia.

Además, el 69% de las startups de los EAU se dedican al comercio electrónico, las infraestructuras y el software como servicio y los mercados. De ellas, el 52% son empresas B2C y el 93% tienen su sede en Dubai.

Sin embargo, según la publicación en línea Vox, Oriente Medio puede ser un lugar difícil para vivir, por no hablar de para crear una empresa: las guerras, la corrupción, las normas y reglamentos conservadores adversos a un sector privado independiente y una dependencia histórica de los empleos del sector público son factores que pueden dificultar la creación de una empresa, especialmente de una que desafíe el statu quo. Estas circunstancias hacen que la gente tenga que innovar para resolver problemas básicos a los que los empresarios de lugares como Silicon Valley no tienen que enfrentarse.

Pero el potencial del comercio electrónico es enorme y crece día a día. Por ejemplo, el 30% de la población de Oriente Medio y el Norte de África tiene entre 15 y 29 años. Además, la facilidad de acceso a los teléfonos inteligentes y a Internet es enorme. Esto ha dado lugar a una penetración de Internet del 64,5% en Oriente Medio, frente a una media mundial del 54,5%, según los datos de Internet World Stats.

Para satisfacer las crecientes necesidades del comercio electrónico, varias empresas emergentes se están centrando en el último tramo de la cadena de suministro. Una de ellas, FODEL, acaba de recaudar 2,6 millones de dólares de financiación Pre-Series A. FODEL utiliza una tecnología propia para crear una red de «click & collect». En la actualidad, cuenta con más de 1.000 puntos de recogida en los EAU, entre los que se incluyen la integración con minoristas como Choithrams y JollyChic. Según la empresa, los paquetes se rastrean en tiempo real, y los clientes tienen plena visibilidad y control sobre sus envíos. FODEL tiene previsto expandirse a Arabia Saudí, donde ya cuenta con más de 800 puntos de recogida.

Fetchr utiliza el seguimiento por GPS de los teléfonos móviles y realiza las entregas dondequiera que se encuentre el consumidor. Según Fetchr, entre el 30 y el 35% de los paquetes no se entregan porque el conductor no encuentra al cliente. La empresa utiliza un algoritmo para emparejar a los mensajeros con los puntos de recogida y entrega. Su servicio básico permite a los clientes elegir una franja horaria y también ofrece la opción de dejar el paquete en una recepción o en un espacio seguro.

La oferta Fetchr Now de la empresa también puede recoger los paquetes de los consumidores en menos de 45 minutos y entregarlos inmediatamente al destinatario.

Esta empresa, que lleva seis años innovando en el sector de la entrega de última milla, se ha asociado con Eniverse Technologies y Skycart para crear y construir el primer servicio de entrega autónomo con drones de la región. Más información sobre este proyecto en breve.

Organizaciones consolidadas como Aramex también están innovando en la última milla para satisfacer las crecientes necesidades de comercio electrónico de Oriente Medio. Por ejemplo, a finales del año pasado, la empresa presentó «Aramex Fleet», una plataforma de reparto basada en la multitud que conecta a ciudadanos saudíes con trabajos flexibles de reparto de última milla para aprovechar la economía colaborativa de Arabia Saudí.

En 2016, Aramex invirtió en la empresa What3Words, con sede en el Reino Unido, y la adoptó en sus operaciones globales de cumplimiento de comercio electrónico como parte de su estrategia de entrega de última milla.

Recientemente, Aramex llevó a cabo un estudio en Dubái para medir la eficiencia de las entregas a direcciones de calles normales frente a las direcciones de 3 palabras proporcionadas por What3Words y descubrió que, en más de 100 entregas, el uso de direcciones de 3 palabras era un 42 % más rápido y reducía la distancia total recorrida por los conductores de reparto en un 22 %.

Hay muchas otras empresas que están innovando en la última milla de Oriente Medio. A medida que estas empresas lo hagan, el crecimiento del comercio electrónico crecerá y se extenderá por toda la región con el fuerte respaldo de los gobiernos de la región y el afán de una población por participar en el comercio global interconectado.

Share This

More To Explore

Schedule a live Demo
with our logistics

Experts

Frame 427319334

A Milkman's

Newsletter

Published since 2015

Your
premium
source of
information
about First &
Last Mile